ACCEDE HOY A PACK EXPO XPRESS ONLINE
ACCEDE HOY A PACK EXPO XPRESS ONLINE. El contenido bajo demanda estará disponible hasta el 30 de noviembre.
CONOCER MÁS

¿Por qué los sistemas de gestión de calidad son tan esenciales?

Conozca la historia de los sistemas QMS, cómo pueden extenderse más allá de la fabricación y las recomendaciones para su línea de producción.

Dick Slansky es analista sénior de ARC Advisory Group.
Dick Slansky es analista sénior de ARC Advisory Group.

Por Dick Slansky 

Los sistemas de gestión de la calidad (SGC) han existido desde el comienzo de la Revolución Industrial. Se utilizaron para gestionar y reducir los defectos en los productos y eventualmente evolucionaron hasta convertirse en un conjunto de estándares que controlaban tanto el producto como los procesos de producción.

A medida que las líneas de manufactura y producción se automatizaron y aceleraron más en las décadas de 1950 y 1960, y las tasas de producción aumentaron rápidamente, la calidad se volvió aún más importante porque el potencial de grandes cantidades de productos de baja calidad que ingresaban al mercado se manifestó claramente. Los sistemas de control de calidad (QC) eventualmente dieron paso a los sistemas de garantía de calidad (QA) cuando los fabricantes comenzaron a comprender cómo los productos debían tener calidad integrada en el proceso de producción, y no solo un sistema de QC que descubriera defectos en una inspección del artículo final y desecho de partes deficientes.

Evolución del mercado de sistemas de garantía de calidad

El mercado de sistemas de gestión de calidad, QMS, se centra en los sistemas modernos que representan la evolución de la gestión de la calidad en su portafolio actual de productos. Hoy en día, un portafolio integral de sistemas de calidad incluiría gestión de auditoría, gestión de cumplimiento, acciones correctivas y preventivas (CAPA, por su sigla en inglés), seguimiento de defectos, gestión de documentos, seguimiento de comentarios, gestión de incidentes, seguimiento de no conformidad, gestión de riesgos y calidad de la cadena de suministro. Algunos proveedores de sistemas de gestión de calidad (QMS, en inglés) se enfocan en áreas específicas como SPC, evaluación de control de calidad y consultoría de la calidad empresarial.


   Lea este artículo acerca de software de análisis que predice la calidad del producto.


Los sectores del mercado de QMS se dividen entre proveedores de PLM, MES y ERP que ofrecen sistemas QMS como parte de su portafolio general de software empresarial. La mayoría de los productos MES ofrecen gestión de calidad como un componente integrado de un portafolio general de planificación y ejecución de fabricación. Algunos de los grandes proveedores de PLM ofrecen MES como un componente de su ciclo de vida de diseño/manufactura/operación. La mayor parte del mercado actual de SGC son proveedores de SGC puros, muchos de los cuales representan soluciones puntuales que se centran en tecnologías de calidad específicas.

Hoy en día, el término que describe el mercado es QMS, donde TQM (Total Quality Management) se refiere principalmente a la metodología y el enfoque subyacentes al proceso de calidad. Quizás la descripción más común de cómo la calidad y las mejoras en esta han evolucionado hasta convertirse en el SGC actual es la identificación de: inspección de calidad, control de calidad, garantía de calidad y TQM.

Del control de calidad al aseguramiento de la calidad

La etapa de inspección de calidad comenzó aproximadamente al mismo tiempo (principios del siglo 20) cuando surgieron las grandes líneas de producción de fabricación y ensamblaje en masa. Empresas como Ford, entonces uno de los fabricantes más grandes del mundo, emplearon equipos de inspectores para verificar la calidad del automóvil modelo T. Algunos elementos del control de calidad estadístico se introdujeron en las décadas de 1930 y 1940, pero este método de control de calidad fue el proceso principal hasta las décadas de 1970 y 1980, cuando surgió el control de calidad de los fabricantes de automóviles japoneses.

La fase de control de calidad (QA) se centra en los procesos de preproducción y se basa en estándares de calidad (en particular, ISO 9000) o instrucciones para ayudar a reducir el riesgo de fallas y errores en los procesos utilizados para desarrollar un producto o servicio. ISO 9000 ahora se usa ampliamente en todo el mundo como la guía de facto para el aseguramiento de la calidad.

La cuarta etapa, TQM, implica comprender e implementar los principios y conceptos de gestión de calidad en todos los aspectos de la organización y la empresa, desde el diseño del producto hasta la manufactura y los comentarios de los clientes. TQM se centra en los procedimientos de mejora continua de procesos en los que todas las organizaciones de la empresa están involucradas y comprometidas con la calidad como mentalidad y proceso. En otras palabras, la calidad está integrada en la empresa y en el proceso general, lo que garantiza un producto de calidad.

QMS se extiende más allá de la manufactura

El crecimiento general en el mercado de software QMS será impulsado principalmente por la demanda de productos más confiables por parte de los consumidores en los mercados emergentes. Una de las principales tendencias en este mercado es el rápido crecimiento de las ventas de bienes a través de Internet que requerirá que los productores ofrezcan bienes de calidad que no serán devueltos, ya que el procesamiento de estas devoluciones debido a problemas de calidad representa un importante centro de costos para las ventas basadas en Internet.

Si bien los métodos de control de calidad y mejora continua en general han existido durante décadas en la fabricación discreta, la adopción de estos métodos de calidad se ha trasladado a otras industrias como biotecnología/farmacéutica, dispositivos médicos, bienes y servicios de consumo e industrias no manufactureras como generación de energía y servicios públicos, servicios financieros y bancarios, bienes de consumo y alimentos y bebidas. Además, el mercado de QMS ahora incluye tecnologías enfocadas en seguridad ocupacional y temas ambientales y de sustentabilidad, expandiendo aún más el alcance del espacio de garantía de calidad.

Recomendaciones

Claramente, la garantía de calidad es una parte integral y crítica de la fabricación, así como de muchas otras industrias y servicios. QMS, como mercado, ha evolucionado hacia sistemas y aplicaciones que cubren un amplio conjunto de requisitos de calidad, incluida la gestión de cumplimiento y auditoría, acciones correctivas y preventivas, seguimiento de defectos, gestión de riesgos y control de calidad de la cadena de suministro.

A menudo pasados por alto y subestimados, los QMS mantienen las ruedas de la industria girando y protegiendo al público consumidor.

Dick Slansky es analista sénior de ARC Advisory Group.

Accede al Contenido Bajo Demanda Hoy
Descubre soluciones innovadoras para el envasado y el procesamiento, la automatización, la sostenibilidad, el comercio electrónico y mucho más.
CONOCER MÁS
Accede al Contenido Bajo Demanda Hoy