Innovador diseño de botella de Sidel recibe premio WFIA al mejor envase para bebidas

Las botellas AYA son una solución rentable y sostenible que responden a los requerimientos de la economía circular, mejoran el impacto medioambiental y aumentan la eficiencia de la producción industrial.

Entre las características principales de AYA se destaca su capacidad de contener 220 mililitros de líquido y su forma en V, que permite acomodar conjuntos de botellas en capas, una encima de la otra, mediante el encaje entre sus bases y la conexión que se hace entre el cuello del envase en la parte inferior y la base del otro en la parte superior.
Entre las características principales de AYA se destaca su capacidad de contener 220 mililitros de líquido y su forma en V, que permite acomodar conjuntos de botellas en capas, una encima de la otra, mediante el encaje entre sus bases y la conexión que se hace entre el cuello del envase en la parte inferior y la base del otro en la parte superior.

La optimización del espacio para el empaque y el transporte es quizá la característica más importante de las botellas con las que Sidel se hizo acreedor al premio en la categoría “Mejor Diseño de Envase de Bebidas” que entrega el prestigioso concurso World Food Innovation Award (WFIA). Utilizadas en el envasado de botellas de agua sin gas, las botellas AYA cubren además todos los aspectos que otorgan a un envase la calificación de sostenibilidad: uso de PET reciclado al 100%, y cartón para el empaque secundario y terciario.

AYA, que da el nombre a la botella galardonada, hace referencia a un dios de la antigua Mesopotamia, considerado el amo de las aguas subterráneas, una asociación más que apropiada para el propósito de suministrar agua potable y segura a poblaciones donde no se tiene acceso a este recurso de manera natural. Entre las características principales de AYA se destaca su capacidad de contener 220 mililitros de líquido y su forma en V, que permite acomodar conjuntos de botellas en capas, una encima de la otra, mediante el encaje entre sus bases y la conexión que se hace entre el cuello del envase en la parte inferior y la base del otro en la parte superior. Cada conjunto de botellas se une mediante un separador de cartón perforado, que se ajusta a los cuellos de la capa que se encuentra debajo.

'Con la idea permanente de la sostenibilidad, analizamos el envasado y los equipos desde una perspectiva de 360 grados', dice Laurent Lepoitevin, Ingeniero de Diseño de Envases de Sidel."Con la idea permanente de la sostenibilidad, analizamos el envasado y los equipos desde una perspectiva de 360 grados", dice Laurent Lepoitevin, Ingeniero de Diseño de Envases de Sidel.Las botellas AYA cuentan además con un peso de apenas 5 gramos y en su diseño se consideró el uso mínimo de materias primas. Su soplado se realiza a partir de preformas de PET reciclado y su tapa a presión, sujeta al cuello de la botella, brinda una reducción adicional de la contaminación. El formato BOSS aplicado al fondo de la botella permite que se ajuste perfectamente a la tapa de la otra botella, asegurando de esta manera la estabilidad de las capas durante el almacenamiento y el transporte. Para evitar el uso de etiquetas, los nombres, marcas y logos se aplican mediante grabado en relieve, lo que facilita además su clasificación y reciclaje.

La botella AYA es también el primer envase que se presenta a la industria con un diseño de hombro articulado denominado Swing™, patentado por Sidel, que permite su manejo eficiente durante la fabricación: luego del proceso de soplado, el hombro de la botella permanece en una posición intermedia de despliegue; y después del llenado y el tapado, se le aplica una presión mecánica para hacerlo descender y crear la forma exclusiva en V de las botellas

Las botellas AYA cuentan además con un peso de apenas 5 gramos y en su diseño se consideró el uso mínimo de materias primas. Su soplado se realiza a partir de preformas de PET reciclado y su tapa a presión, sujeta al cuello de la botella, brinda una reducción adicional de la contaminación.Las botellas AYA cuentan además con un peso de apenas 5 gramos y en su diseño se consideró el uso mínimo de materias primas. Su soplado se realiza a partir de preformas de PET reciclado y su tapa a presión, sujeta al cuello de la botella, brinda una reducción adicional de la contaminación.El diseño de las botellas AYA se hizo manteniendo un enfoque en la sostenibilidad, de principio a fin, como lo señaló Laurent Lepoitevin, Ingeniero de Diseño de Envases de Sidel, en el anunció del premio: “No solo tomamos en cuenta los embalajes primario, secundario y terciario y su interacción con el equipo de la fábrica cuando diseñamos nuevos conceptos; también consideramos todas sus repercusiones aguas arriba y aguas abajo de la cadena de suministro en su totalidad, siempre con el fin de brindar las soluciones de envasado más sostenibles para las estanterías y los consumidores”.

Los premios World Food Innovation Awards son reconocidos en la industria por exaltar la excelencia y la innovación de las distintas categorías de la industria de alimentos. Los productos participantes son evaluados por un panel de 14 jurados, expertos en los distintos aspectos del empaque y el envasado. Desde hace seis años, el concurso ha destacado los productos y desarrollos más destacados de la industria mundial, que este año se premiaron en una ceremonia de gala realizada el pasado 5 de marzo en el Centro de Convenciones Excel de Londres.

Durante el acto de premiación, Laurent Lepoitevin resaltó el valor de la distinción obtenida por Sidel: “Para nosotros, este premio representa un importante reconocimiento por parte del jurado acerca de la forma en que AYA responde a los requerimientos de sostenibilidad. Nos honra saber que con esta distinción los WFIA aprecian el grado de contribución integral de nuestro concepto AYA respecto del diseño y el valor de una solución de envasado sostenible, con una combinación óptima de los embalajes primario y secundario que utiliza menos material para ahorrar recursos”.

Más en Noticias de los proveedores